Posted by Jenny Morgan

Hearing the word “change” can produce a wide array of emotions in most of us. Change can be exciting if you love to experience new things. Change can cause anxiety because not knowing what to expect in your new journey can be stressful. Change can produce grief since we do not like to move outside of our comfort zone. Change can cause different types of emotions depending on our circumstances.

Regardless of how we feel when change comes, the Bible clearly teaches us that change will occur. When God commands change, He tells us, “Do not be afraid; be strong and courageous,” according to Joshua 1:9. The beauty of God’s promise in this verse is that although we will experience change throughout our lives – whether it be a move, a change in lifestyle, a different job or school, or even the aging of our bodies – change will take place. But what will never change is the fact that God is faithful and wherever we go, He is with us.

Change will often take place sooner rather than later. But when they do, we need to be reminded that our thoughts are not God’s thoughts. Therefore, we need to believe that even when things make no sense to us, God is the one who is never wrong. It will be ok!

Cuando uno escucha la palabra “cambio” distintas emociones toma lugar en nuestras vidas. Cambios puede causar emociones ya que a muchos les encanta experimentar cosas nuevas. Cambios también puede causar tensión porque desconocer lo próximo a llegar en esta nueva jornada puede ser estresante. Cambios puede causar dolor ya que no nos gusta ser movidos de nuestra zona comoda. Cambios puede causar distintos tipos de emociones dependiendo de las circunstancias.

Por una parte, algunos cambios son buenos, pero en otra parte cambios no son tan buenos. Pero la Biblia nos enseña que cambio ocurrirán. Y cuando Dios ordena estos cambios, El nos dice, “Que no tengamos miedo; que seamos fuertes u valientes,” según Josue 1:9. La belleza de la promesa de Dios en este verso es que aunque aunque experimentemos algunos cambios, ya sea cambio de vivienda, o cambio de estilo de vida o cambio de trabajo o escuelas, aun nuestros cuerpos mientras continuamos entrando en edad, estos cambio tomaran lugar. Lo que nunca cambiara es el hecho que Dios es fiel. Y que a donde nosotros vayamos, ahí estará El con nosotros.

Cambios ocurriran tarde o temprano. Pero cuando ocurra, tenemos que recordar que nuestros pensamientos no son los pensamientos de Dios. Así que necesitamos creer que aunque las cosas no tiene sentido para nosotros, Dios es el que nunca se equivoca. Todo estara bien!

-By Pastor José